testimonio

En el 2007 fui diagnosticada con cáncer de mama izquierda, canicular infiltrante grado II. El cual me provocó metástasis pulmonar en los años 2009, 2010 y ahora 2012.

v  El cáncer es  una enfermedad en la que sufre tanto el paciente como la familia, con un tratamiento tan fuerte que conlleva a una mutilación parcial de un seno, lo que es parte de la feminidad de una mujer. Al conocer el diagnóstico me sentí destrozada, porque jamás  se cruzó por mi mente esta enfermedad.  Pero al final ha sido una experiencia que  me ha fortalecido y llenado de mucha Fe y Paz, he aprendido a valorar cada minuto de mi día, a ver las cosas desde otra perspectiva y no complicarme tratando de resolver lo que no se puede. 

v  Que salió mal, aún no lo sé, pero lo que salió bien fue los pocos síntomas que sufrí a pesar de recibir ya tres años diferentes quimioterapia, y eso me hizo más fuerte, pero sobre todo a tener más Fe en Dios.

v  Ser más positiva y estar más cerca de mi familia, la confianza en Dios y sobre todo mucha Fe, han sido los más grandes cambios de mi vida-  La alimentación ha sido un factor muy importante y también ejercitarme han ayudado a seguir adelante.

v  Mis Padres, mis hermanos, mi novio, familia, amigos (as), compañeros (as) de trabajo me han  y siguen apoyándome.  Y sí, me considero parte de la Fundación Edificando Vidas, gracias a Marcella Carrillo.

v  Aprendí a ver la vida desde otro punto de vista, más positiva, optimista y vivir  el día a día,  pero sobre todo a REGALAR SIEMPRE UNA SONRISA.  Mis compromisos son:

o   Dar testimonio de lo que he vivido,

o   Aconsejar a quien pueda (enfermo/a de cáncer) que sí se puede salir triunfante con la ayuda de Dios y que siempre hay que mantener la oración y dar gracias por “La vida, la familia y amigos”.

v  De mi historia quiero compartirte que para vencer debes:

o    Primero, aceptar la enfermedad ;

o   Segundo: Confianza en Dios y nunca perder la Fe y Esperanza en Dios

o   Tercero: ser positivo y sonreírle a la vida.