SOBREVIVIENDO AL SUFRIMIENTO

SOBREVIVIENDO AL SUFRIMIENTO

2 Corintios 4:7-12  

¿De donde proviene ese Poder interior que todos los nacidos de nuevo tenemos, pero que no proviene de nuestro propio ser? Radica en la persona de Jesucristo. Ese poder que te ayuda a vivir cada dia con su propio afan; que “éstas” 24 horas las vivas con la fe puesta en nuestro Señor Jesus. Ese poder que experimenta una madre al orar por su hijo (a) que se ha apartado de la vida cristiana, ese padre que ora por la adiccion de su hijo (a), esa fuerza y valor de una mujer que pasa por un cancer (en cualquiera de sus formas) y le ayuda a vivir cada momento como si quizas fuera el ultimo, y aún asi, sigue dando amor a propios y extraños. Es ese tesoro que menciona la Palabra de Dios en la forma de FE; esa CONFIANZA, a veces “ciega”, para los ojos de los que no comprenden lo que pasa en nuestro interior. Que nuestro espiritu esta siendo guiado, consolado y amado por el Poder del Espiritu Santo que “brota como ríos de agua viva” (Juan 7:38) para los que creen en El.    

Sobrevivir al cancer no es facil, el proceso es duro; tanto para el que lo sufre como para los que rodean a la persona que lo ha sufrido. Los cristianos no estamos exentos de sufrir los golpes de la vida, algunos (sufrimientos) son consecuencias de nuestras acciones previas y otras estan totalmente fuera de nuestro control; pero todo, sin lugar a duda, esta en las manos de Dios. Por eso nuestra mente y corazon puede decir “aunque experimentemos problemas (a veces muchos a una vez), no estamos sin salida; tenemos preocupaciones, pero no desesperamos. Nos persiguen, pero no estamos abandonados; nos podemos caer (emocional y fisicamente, pero no nos destruyen” (parafraseado 1 Corintios 4:8-9).  

Encontrarle respuesta al sufrimiento que quizás estas pasando por este momento, no tiene sentido; como tampoco lo tuvo cuando pasaste por la enfermedad, así como tampoco lo entendió la familia que te acompaño en el proceso, pero si podemos recoger estas verdades de la Palabra de Dios:  

El sufrimiento produce una mayor intimidad con Dios (Job 42:5) 

 

Este hombre de Dios que pasó lo que muchos de nosotros solo nos podemos imaginar, vivió estas palabras “Hasta ahora, solo de oídas te conocía (lo que me habían contado), pero ahora te veo con mis propios ojos (he llegado a conocerte)” Algo sucede en el alma de las personas que sobreviven al cáncer, que durante esos momentos experimentan a un Dios más profundo y real en sus vidas 

El sufrimiento nos equipa para ayudar a otros (2 Corintios 1:3-5) 

 

El sufrimiento nos da “compasión especial” para con los que sufren, permitiendo incluso que ministremos la Palabra de Dios más eficazmente; porque comprendemos a la otra persona. “Cuando sufrimos o tenemos serias dificultades, Dios nos ayuda para que podamos ayudar a los que sufren o tienen problemas” – v.4  

Aquellos que han pasado por el sufrimiento del cáncer en la Fundacion Edificando Vidas, ahora se han convertido en los mejores dadores de esa piedad y amor recibido del Señor Jesús. Han sobrevivido a la enfermedad y al sufrimiento que ésta trae a todo el núcleo familiar. Si en estos momentos estas pasando por esta prueba de dolor, aférrate a la Palabra de Dios con esa confianza (Fe) que solo Jesucristo puede poner en tu corazón. 

Que Dios bendiga tu vida y recuerda – DIOS ES MAS FUERTE QUE EL CANCER –  

 

Daniel Funes  

 

 

 

Escríbenos